7 Soft Skills Every Salesperson Needs to Succeed

Según el Diccionario Macmillan, una habilidad blanda es cualquier habilidad que "permite a alguien trabajar bien con otras personas". Vestirse adecuadamente, por ejemplo, se considera una habilidad.

Sin embargo, cuando se trata de habilidades interpersonales específicas de un sector, resulta más difícil cuantificarlas. La forma más fácil de entenderlas es definir su opuesto, las habilidades duras, y utilizarlas como referencia. Una habilidad dura es una capacidad técnica que se aplica a un trabajo específico y se puede medir fácilmente. Por ejemplo, adquirir conocimientos sobre un producto se convierte en una habilidad dura.

Las habilidades blandas, por su parte, son las capacidades más universales que permiten a los profesionales sacar provecho de sus habilidades duras. Puede que entiendas el producto que vendes, pero ¿puedes comunicar su valor de forma eficaz? Puede hacerlo si posee las habilidades interpersonales adecuadas.

Todo vendedor necesita una combinación de habilidades blandas y duras. Hoy vamos a hablar de las primeras. Adquiere estas habilidades y conseguirás MUCHO más éxito.

1. Una mentalidad de crecimiento

Las personas con mentalidad de crecimiento creen que el trabajo duro les ayudará a desarrollar sus dones y talentos naturales. Las personas con una mentalidad fija creen que sus talentos son innatos y no pueden mejorarse. Las personas con mentalidad de crecimiento suelen tener más éxito, sobre todo en ventas.

Afortunadamente, puedes desarrollar una mentalidad de crecimiento si aún no la tienes. He aquí cómo:

  • Cambie su relación con el fracaso: ¿Te avergüenzas de tus fracasos pasados? No debería. Considéralos experiencias de aprendizaje en lugar de vergüenzas. Esto te dará la confianza que necesitas para continuar y seguir mejorando.
  • Utilice la palabra "todavía" con regularidad: "Todavía" es una palabra poderosa cuando se utiliza en el contexto adecuado. Enséñate a decir cosas como: " Todavíano domino esta habilidad" o " Todavía no he alcanzado la cuota". Hacerlo abrirá tu mente a mayores posibilidades.

Si haces estas dos cosas, desarrollarás una mentalidad de crecimiento que te será muy útil en las ventas.

2. Empatía

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona. Como vendedor, no sólo debes ser capaz de entender lo que siente otra persona, sino de sentirlo con ella. De ese modo, puedes adaptar tu mensaje a la situación exacta de tu cliente potencial.

Para desarrollar esta habilidad blanda, tómese un momento para imaginar por lo que está pasando su cliente potencial. ¿En qué está pensando? ¿Qué objetivos intenta alcanzar? ¿Qué molestias quieren evitar? ¿Y qué necesitan de ti para mejorar su experiencia de compra?

Un simple juego de "Imagina si..." puede ayudarte mucho a ser un vendedor más empático. Pero si buscas otros consejos y trucos, prueba también con la meditación.

3. 3. Escucha activa

¿Cuándo fue la última vez que se sentó a escuchar a sus clientes potenciales? Asentir con la cabeza y murmurar frases conciliadoras como "eso tiene sentido" mientras calculas tu comisión no cuenta. Estamos hablando de escucharles de verdad.

Si hace tiempo que no lo haces, ésta es sin duda una de las habilidades blandas en las que deberías trabajar. ¿Por qué? Porque escuchar activamente a los clientes potenciales es una de las mejores formas de cerrar más tratos.

Los consumidores modernos no quieren que les digas lo que necesitan. Quieren que escuches sus objetivos, sus retos y sus puntos débiles. Luego quieren que les guíes hacia un producto o servicio que les ayude a alcanzar el éxito y a eliminar sus dificultades.

Para escuchar mejor, lo primero son los clientes y sus necesidades. Cuando lo hagas, querrás escuchar de forma natural para aprender a ayudarles de forma adecuada.

¿CÓMO SE VENDE?

Nutshell es lo suficientemente flexible como para adaptarse a todos los modelos de venta.

Elija el modelo que mejor se adapte a su empresa y vea cómo ayudamos a equipos como el suyo a cerrar más acuerdos.

¡VAMOS!

 

4. 4. Comunicación clara

Los mejores vendedores son comunicadores excepcionales.

No importa si está escribiendo un correo electrónico, hablando por teléfono con un cliente potencial u organizando una demostración de producto en persona. Las personas con las que te comunicas a diario deben ser capaces de entender tus palabras y conectar con ellas. Si no es así, algo falla.

Aquí tienes un par de maneras de mejorar tus habilidades comunicativas:

  1. Pon a tu público en primer lugar: ¿A quién te diriges? Comuníquese de forma que tenga sentido para ellos. Por ejemplo, no querrás hablar a un cliente potencial de la misma forma que a un colega, porque los clientes potenciales y los colegas quieren cosas distintas.
  2. Revise sus conversaciones: ¿Graba sus conversaciones con clientes potenciales? Esto le ayudará a identificar tics verbales molestos o frases confusas. A continuación, puedes trabajar para eliminar estas cosas en futuras llamadas y reuniones en persona.

Si no puede comunicarse eficazmente, nunca tendrá éxito en las ventas. Así que haz de la mejora de esta habilidad una de tus principales prioridades este año.

5. Flexibilidad

Si llevas un tiempo en el mundo de las ventas, sabes que las cosas cambian. (Como, todo el tiempo).

Las reuniones internas se cancelan, las demostraciones de productos se cambian de fecha, los clientes potenciales no contestan al teléfono cuando dicen que lo van a hacer... La vida en las ventas a veces es una locura, por eso la flexibilidad es una de las habilidades interpersonales más importantes en esta profesión.

Aprende a adaptarte al paisaje cambiante que te rodea y tendrás más éxito.

Dependiendo de tu personalidad, esto puede resultar difícil. Algunas personas se estresan y agitan cuando sus planes cambian constantemente. Es comprensible.

Para ser más flexible, empiece cada día con la expectativa de que algo va a cambiar. Así no se sorprenderá cuando ocurra. También le sugerimos que prevea imprevistos. Saber en qué puedes concentrarte cuando el Plan A se vaya al traste reducirá tu estrés.

6. Resiliencia

Los vendedores se enfrentan a diario al rechazo. A veces llega en forma de un correo electrónico sin respuesta. Otras veces es más flagrante, como cuando un cliente potencial te cuelga el teléfono en medio de una conversación. En cualquier caso, hay que tener la piel gruesa para mantener una actitud positiva.

Afortunadamente, existen algunas formas probadas de aumentar la resiliencia:

  • Céntrate en tus victorias: No te obsesiones con los rechazos. En lugar de eso, piensa en los acuerdos que has cerrado en las últimas semanas. Esto te dará más confianza.
  • Recuerda que no eres tú: No te lo tomes como algo personal cuando un posible cliente te diga "no". No te están rechazando a ti. Rechazan los productos y servicios que vendes. Hacer esta distinción te ayudará a mejorar tu autoestima cuando una llamada de ventas no vaya como esperabas.
  • Dale tiempo: No te rindas. Es más fácil enfrentarse al rechazo cuando ya lo has experimentado varias veces. Aprende a procesar tus sentimientos de una forma sana; después, déjalos a un lado y vuelve a ponerte manos a la obra. Tienes que cerrar tratos.

7. 7. Gestión del tiempo

Por último, los comerciales deben desarrollar sus habilidades de gestión del tiempo. Así podrán alcanzar sus cuotas de ventas sin tener que trabajar más de 60 horas a la semana. Imagina cuánto mejor será tu vida cuando puedas superar tus objetivos de ventas sin quemarte.

Para dominar esta habilidad blanda, invierte en las herramientas adecuadas. Por ejemplo, Nutshell le ayudará a gestionar sus clientes potenciales para que pueda ponerse en contacto con ellos en el momento adecuado y cerrar acuerdos más rápidamente. LinkedIn le ayudará a conectar con clientes potenciales y a desarrollar relaciones duraderas con ellos en menos tiempo. Y Calendly hará que le lleve menos tiempo concertar citas de ventas.

Para llegar a ser un vendedor de alto nivel, hay que convertirse en un experto en gestión del tiempo. Afortunadamente, eso es fácil de hacer con la miríada de herramientas de ventas que tienes a tu disposición.

Conclusión

Las habilidades interpersonales son a menudo la diferencia entre los vendedores mediocres y los mejores. Afortunadamente, si tienes una mentalidad de crecimiento, puedes desarrollar tus habilidades interpersonales y convertirte en una máquina de cerrar acuerdos. Una vez que lo consigas, tu carrera de ventas despegará.

Recuerda que desarrollar habilidades interpersonales requiere mucho trabajo. Pero si estás dispuesto a esforzarte por mejorar, no sabes cuánto éxito puedes alcanzar. Mucha suerte.

DESCARGAR

El mejor correo electrónico de ventas es el que se lee.

Descargue la Guía completa para escribir correos electrónicos de ventas MUCHO mejores para obtener más de 50 consejos profesionales sobre cómo hacer que sus correos electrónicos destaquen en una bandeja de entrada abarrotada.

OBTENGA LA GUÍA

VOLVER ARRIBA

Únase a más de 30.000 profesionales del marketing y las ventas. Suscríbase a nuestro boletín Vender para ganar.